Nuestras Hosterías

La construcción de las Hosterías Huinganco, Varvarco y Las Ovejas, constituyen una estrategia de gobierno de desarrollo endógeno que propicia la valorización de costumbres locales y mejora la calidad de vida de la población a partir de la ampliación de la matriz productiva y la generación de empleo genuino.

Las mismas generan una importante transformación de los servicios turísticos en la zona norte de la provincia del Neuquen, mejorando la calidad de los mismos, debido a que se aumentan las escasas plazas existentes, brindando oportunidades de desarrollo de nuevas actividades y servicios, como también de productores regionales, artesanos y comercios, entre otros.


Las tres hosterías son pioneras respecto a la categoría 3*** en cada localidad. Fueron construidas desde Neuquentur S.E. y financiadas con el Fondo de Producción, Servicios, Industria y Turismo que administra Fiduciaria Neuquina, con fondos de la ley 2615 de Renegociación de las Concesiones Hidrocarburíferas. Actualmente se gerencian desde Neuquentur S.E.

El paisaje y la naturaleza del norte neuquino atesora atractivos que merecen visitarse, varios de ellos dentro de Áreas Naturales Protegidas, otros en la inmensidad de sus caminos, y estos en la travesía que nos depara la majestuosa cordillera del Viento y las pintorescas localidades que se visitan!

En el paisaje de estos enigmáticos lugares se entrelazan formaciones rocosas de tonalidades amarillas, grises y rojas con valles fértiles surcados por arroyos y ríos. Allí se asentaron estas poblaciones que han sabido conservar sus tradiciones y respetar la naturaleza. Estas características están relacionadas en la convivencia con las comunidades aborígenes que históricamente habitaron la zona y que en actualidad conservan sus tradiciones y costumbres ancestrales. Estos pintorescos poblados tienen escasos habitantes. La actividad económica se basa en la explotación de recursos mineros (yacimientos auríferos, baritina, sal de roca, depósitos de azufre, canteras de alabastro, piedra toba etc.) y la actividad pastoril. La agricultura se da en los valles junto a ríos y arroyos, donde se realizan pequeños cultivos de hortalizas, frutales, cereales y forrajeras.

 

La ganadería ovina, vacuna y caprina se practica de manera extensiva en depresiones y valles donde se encuentran los mejores pastos. Se ejerce la trashumancia pasando ganado de los campos bajos en invierno a las veranadas cordilleranas en la búsqueda de alimento tierno y abundante para los animales. También se han instalado modestos talleres familiares que se dedican a la elaboración de dulces, artesanías regionales y el funcionamiento de piscifactorías con la producción de truchas.

Seguínos en nuestras redes!